Top 10

Tonino Carotone
Ry Cooder
Olodum
Taraf de Haidouks
1, 2, 3 Soleils
Maskarada
Los Saicos
Bomba Estéreo
Algerap
Fela Kuti

Fernando Samalea - El jardín suspendido

Arrabal magrebí

Por Mariano García
mariano@octubre.org.ar

Fernando Samalea

Sello: Acqua Records. Género: Tango - Árabe. Duración: 35:59”. Cantidad de temas: 11. Año 1998. Músicos: Fernando Samalea (bandoneón, batería, percusiones y teclados), Fernando Kabusacki (guitarras, procesos, loops), Daniel Melingo (clarinete y saxo tenor), Nirankar Singh Khalsa (tabla hindú, flautas de caña y maderas, percusiones), Tony Levin (contrabajo), Natalia Méndez (selección de textos y voces), Mustafa Sbai Tanji, Abdellah Narrouch, Meloud El Nrizi, Aabdelamajid Domnati (voces).

Imagínese un músico argentino, con una reconocida trayectoria dentro del rock y una sólida formación tanguera, deambulando con su bandoneón por un puerto de Marruecos y compartiendo experiencias (musicales y espirituales) con los transeúntes del lugar. Si la escena resulta en principio extraña, no menos extraordinario es “El jardín suspendido”, disco con el que Fernando Samalea (baterista y percusionista de Charly García e Illya Kuriaky & The Valderramas, por nombrar sólo algunas de sus incursiones en el rock) deslumbra como un versátil y talentosos compositor e instrumentista.

Grabado y concebido en Tánger (Marruecos), Madrid (España), Buenos Aires (Argentina) y Woodstock (Estados Unidos), este disco rompe con barreras espaciales, temporales y culturales que existen entre el mundo islámico y el nuestro. Con una sutil conjunción de música árabe y tango, Samalea hace que los lejanos y fascinantes ambientes norafricanos se acerquen a la porteña Buenos Aires, que lo ciudadano y lo étnico se unan a través de una experiencia musical de carácter inusual y majestuoso.

Pero Samalea no está solo en su aventura magrebí. Lo acompañan nada menos que Daniel Melingo (otro genio menospreciado que atravesó la barrera del under para darle al tango nuevos aires reos) y el talentoso Fernando Kabusacki, ideal para las ambientaciones oníricas que dominan el álbum. El toque hindú está a cargo de Nirankar Singh Khalsa, y la sorpresa en la alineación corre por cuenta de nada menos que Tony Levin, ex bajista de King Crimson, que hace un aporte de lujo con su contrabajo en “Mercader hierático”.

Además, este es un “disco-libro” que contiene más de 50 páginas escritas por el músico, donde la mixtura musical se extiende y complementa con lo literario. Un disco demasiado bueno como para que aún siga siendo desconocido por la mayoría de los coleccionistas y amantes de la experimentación.

23/4/2008

Atajos:

Daniel Melingo: Tangos fatales

www.fronteramusical.com.ar

 

 

 

 

Hoja de ruta

País: Argentina • Géneros: Tango, Árabe

Regiones: Sudamérica, África del Norte