Top 10

Ry Cooder
Saban Bajramovic
Tonino Carotone
Oscar Alemán
Taraf de Haidouks
Gogol Bordello
AlgeRap
Laibach
Goran Bregovic
1, 2, 3 Soleils
 

 

Laço Tayfa

Improvisando entre dos mundos

Por Mariano García
mariano@octubre.org.ar

Laco Tayfa

Estambul es el vértice que articula Oriente con Occidente. Sus puentes y estrechos unen Europa y Asia, y a través de ellos transcurre un importante caudal de intercambio comercial y cultural entre ambos continentes. Tenía que ser en esta ciudad y no otra, por lo tanto, donde comenzaran a derrumbarse las duras barreras que solían establecerse entre la música tradicional de Turquía y el mainstream occidental. El año fue 1998, con la edición del sorprendente disco  “In the Buzzbag”, que unió a los neoyorquinos Brooklyn Funk Essentials y los hasta entonces desconocidos Laço Tayfa en uno de los mejores intercambios este-oeste hasta el momento.

Los norteamericanos ya gozaban de cierto reconocimiento y trayectoria, pero al revisar su producción previa, la misma no estaba a la altura del disco en conjunto con los turcos. Quedaba entonces implícito que el plus de calidad y originalidad venía del lado oriental, pero curiosamente, aquel disco era la primera grabación oficial de Laço Tayfa. Quienes querían entonces profundizar el camino iniciado en “In the Buzzbag” tuvieron que tener paciencia; pero la espera valió la pena: entre 2002 y 2004 editaron un par de discos con los que le cambiaron completamente la cara a la música turca contemporánea.

En 2000, liderados por el talentoso clarinetista Hüsnü Şelendirici, lanzaron su primer álbum en conjunto, “Bergama Gaydasi”. Acompañaron a Şelendirici un seleccionado de músicos de primera línea (provenientes de Bergama e Izmir), que desde la formación instrumental ya sugerían el encuentro musical de ambos mundos: el tradicional del folklore turco con Özkan Alici (laúd, o baglama), Nuri Lekesizgöz (kanun, o tabla), Hergun Hepbildik (violín), Mehmet Akatay (percusión), y Volkan Öktem (batería), y el aporte eléctrico con Nurhat Şensesli (bajo) y Caner Tepecik (teclados).

El nombre del grupo también expresaba ambas tradiciones: "laço" es un vocablo romaní que significa "bueno", y "tayfa" es una palabra árabe adoptada también en Turquía para designar a un grupo, tribu o familia. En este caso, un grupo de buenos músicos y buenos amigos haciendo excelente música.

Con su debut como “solistas”, se alejan de géneros occidentales como el hip hop, ska, reggae y el funk (muy presentes en “In the Buzzbag”) para recrear la tradición musical turco-romaní (gitana) de improvisación denominada “doğaçlama” en clave de jazz.  Experto en ambos estilos, el clarinete de Hüsnü Şelendirici jugaba entonces con la libertad de combinar los dos tipos de improvisaciones (la jazzística y la gitana), logrando formas expresivas completamente novedosas y atractivas.

El recorrido biográfico de Şelendirici  explica bastante el origen de esta propuesta experimental. Heredero de una larga tradición familiar de músicos gitanos del pueblo de Bergama (en la costa turca del Mar Egeo), sus padres y abuelos fueron reconocidos trompetistas y clarinetistas populares, al punto de que su apellido significa en turco “aquellos que celebran”. El tono festivo acompaña también al propio Hüsnü, apodado entre los suyos “la alegría del clarinete” por su sonido limpio y festivo.

Completó ese bagaje familiar con estudios de conservatorio en Estambul y tours por Europa y Estados Unidos junto a su padre Ergün, un aclamado trompetista surgido del circuito de bandas de bodas, que saltó a los estudios de grabación, conciertos y giras con músicos profesionales de la capital turca. En las giras con su padre Hüsnü se fue acercando a las vanguardias experimentales de Estambul, sintiendo curiosidad por la fusión entre el estilo de improvisación romaní y  las armonías de la música clásica y el jazz occidental.

Todo eso tomó forma en el disco “Bergama Gaydasi”, en el cual la fusión se completa con la inclusión de tabla india, y patrones rítmicos propios de la música árabe y norafricana. Es con una introducción de tabla (baglama, en turco) que comienza el álbum, en el tema “Fidayda”, en un exquisito dueto junto al clarinete de Şelendirici que se monta sobre un groove jazzístico gracias a la base rítmica de la dupla Öktem – Şensesli.

A la sólida presencia de bajo y batería se suma la percusión en “Onbeşli”, dando soporte para que el resto de los solistas desarrollen y complementen sus improvisaciones al unísono en un ida y vuelta permanente en el cual se destaca el solo de bajo de Nurhat Şensesli. Una estructura similar se repite con “Malatya”, donde domina la improvisación colectiva y la sucesión de solos de cada instrumentista.

Sobresale también por su pregnante melodía la tradicional “Çiftetelli”, que también regala uno de los mejores solos de clarinete de todo el disco. A lo largo de los temas, Şelendirici  va creando pequeñas sociedades, duplas que llevan adelante las improvisaciones y dialogan con su floreado clarinete. En “Bazalika” es la percusión la que lo secunda, mientras que en la balada soul “Ay Giz” y en “Bergama Gaydasi” las cuerdas se lucen como contraparte melódica.

Dos piezas del folklore de la región turca del mar Egeo sirven para que Hüsü Şelendirici  desarrolle sus pasajes solistas más profundo y elaborados con su clarinete: “Harmandali” e “Izmir’in kavaklari”. El cierre es a pura diversión, con la entretenida “Gökte Yildiz Ay musun”, que deja la puerta abierta y las expectativas encendidas para lo que sería la continuación, dos años más tarde.

Con su segundo álbum, “Hicaz Dolap” (2002), continuaron con aquellos senderos y trazaron algunos nuevos. La introducción de bajo funk-jazz de Nurhat Şensesli que abre el CD, en el tema “Surmat”; ya es suficiente como para entusiasmarse. Y los 13 temas que siguen cumplen con lo prometido.

 

El protagonismo del bajo en este disco es mucho más notorio, como se demuestra en “Ussak” y en “Hicaz Dolap”, siendo la pieza que da nombre al disco una de las más ricas y de mayor trabajo colectivo. Como novedad, se incluyen cantantes invitados en “Erkilet Güzeli” y “Zülüf” (bien complementada por la tabla); y dos remixes a cargo Mercan Dede para aportar texturas y formatos modernos.

La tradición folklórica turco-gitana se mantiene viva en versiones de “Estergon Kalesi”. Y se actualiza con “Atmaca, composición propia del líder del grupo, que a lo largo del disco relega parte del protagonismo de su clarinete solista en función de una mejor y mayor relevancia del aporte en conjunto.

Con un sonido aún más ajustado y compacto, estos dos discos editados por el prestigioso sello Doublemoon (cuyo catálogo es una Biblia de música turca contemporánea de calidad) son posiblemente lo mejor que se haya editado en Turquía durante el siglo XXI.

24/11/2011

Atajos:

Groove alla turca

Ver más sobre Hüsnü Senlendirici

www.fronteramusical.com.ar

 

 

 

 

Hoja de ruta

País: Turquía • Regiones: Europa, Balcanes, Medio Oriente

Géneros: Jazz, Folklore, Árabe